Un paseo por el Casco Histórico de Almagro

Plaza Mayor de AlmagroNuestra localidad Almagro, declarada Conjunto Histórico-Artístico y oficialmente uno de los pueblos más bonitos de España, te espera con un impresionante patrimonio arquitectónico y cultural. Un paseo por sus calles es un regalo para los sentidos que no deberías perderte.

El indiscutible centro de Almagro es la Plaza Mayor. Es de planta rectangular irregular, formada por dos flancos con soportales de columnas de piedra de orden toscano y balcones de madera de dos alturas. En origen las galerías sirvieron de tribunas para actos públicos religiosos y festivos, como corridas de toros, aunque actualmente están cerradas por un acristalamiento de estilo centroeuropeo.

Situada en la confluencia de las principales vías de comunicación, aquí también se encuentran los monumentos más emblemáticos de Almagro, como el Ayuntamiento, el Corral de Comedias y el Museo Nacional del Teatro.

El Corral de Comedias es el emblema de Almagro: Es el único Corral del Siglo de Oro que se ha mantenido intacto y en activo desde principios del siglo XVII hasta nuestros días. De hecho, recomendamos que aproveche la oportunidad de asistir a una función o, al menos, participar en una ‘visita teatralizada’ en la que Miembros de la Compañía de Actores del Ayuntamiento de Almagro representan una pequeña obra de unos 40 minutos que explica los detalles del corral, su historia y arquitectura.

En la misma Plaza Mayor y albergado en uno de los Palacios Maestrales de la Orden de Calatrava, está el Museo Nacional de Teatro que invita a un recorrido por la historia del teatro en España: Desde tiempos greco-romanos hasta el siglo XX, pasando por el teatro medieval, el del Siglo de Oro, el Romanticismo, la zarzuela o la ópera.

De vuelta en la calle, recomendamos seguir el paseo por el Barrio Noble, donde podrá admirar numerosos palacios y casas solariegas del Renacimiento-Barroco, los siglos de máximo esplendor de Almagro. Buenos ejemplos de la arquitectura palaciega manchega y sobre todo de portales blasonados son los palacios del Maestral, de los Marqueses de Torremejía, de los Condes de Valparaíso o el Almacén de los Fúcares, llamado palacio por la calidad de su construcción.

Para terminar el recorrido, no te pierdas el Museo del Encaje y La Blonda. El encaje de bolillos es una de las señas de identidad de Almagro: En el siglo XIX esta técnica tuvo su centro más importante en Almagro y hasta hoy las mantillas, que se crean de esta manera, siguen siendo muy renombradas por los dibujos, el gusto artístico y el punteado.

Leer Más

Cocina Manchega: Gastronomía de huerta

pimientosLa tradicional cocina manchega es austera y sencilla, no obstante con unos pocos productos de huerta los platos se convierten en unos manjares espectaculares que – gracias a Cervantes – han adquirido fama nacional e incluso internacional.

En estos días de mucho calor, lo que apetece – además de bebidas fresquitas – es sobre todo comida ligera y fresca. En Castilla-La Mancha tenemos muchos platos ideales para una alimentación equilibrada y saludable de verano cuyos ingredientes principales son las verduras y hortalizas. Para que no te pierdas en la jungla de las recetas que puedes encontrar en Internet, hoy te queremos contar como preparamos nosotros tres platos que no pueden faltar en ninguna dieta nutritiva: el Pisto, el Asadillo y el Salpicón.

Pisto Manchego

Este plato, que se puede servir tanto caliente como frio, tiene tantas variantes como cocineros. De origen árabe, al inicio se cocinó solo con tomates y pimientos, mientras que hoy se le añade todo tipo de verduras, e incluso carnes o bacalao. Nuestra receta preferida sin embargo, se limita a los siguientes ingredientes: tomates maduros, pimientos verdes y rojos, calabacín, cebolla, ajo.

Elaboración: Pelar los tomates, quitarles las semillas y triturarlas. Cortar los pimientos y el calabacín. Picar la cebolla y el ajo. Calentar aceite en una cazuela y dorar la cebolla y el ajo. Reducir el fuego y añadir los pimientos y el calabacín. Cuando la verdura esté medio hecha se añaden los tomates. Reducir más la temperatura y dejar que cueza a fuego muy lento. Si queda ácido, añadir algo de azúcar.

Si el plato se sirve caliente, puedes añadir un huevo frito por persona. También puedes añadir jamón picado. Y si se añaden aceitunas negras, el pisto se convierte en «Moje Manchego».

Asadillo

Es un plato sencillo pero a la vez delicioso. Hay distintas variaciones, con más o menos ingredientes, pero la receta original consiste en pimientos rojos asados (de aquí el nombre), tomates, ajo, comino, aceite y sal.

Elaboración: Hornear los pimientos con un chorrito de aceite y un poco de sal durante unos 40 minutos. Mientras tanto pelar los tomates maduros, quitarles las semillas y cortarlos en trocitos pequeños. Calentar aceite en una sartén, añadir el ajo picado, los tomates y una cucharadita de comino molido (machacar un poco el tomate con una cuchara para que vaya cogiendo el sabor del comino). Sacar los pimientos del horno. Cuando se hayan enfriado un poco, quitarles las pepitas, cortarlos en tiras y añadirlos al sofrito de tomate. Rehogar todo unos 15 minutos y listo. Servir con huevo cocido y una ramita de perejil.

Salpicón Manchego

Como otras recetas, también el Salpicón es un aliado de la cocina manchega para aprovechar restos y convertirlos en excelentes aperitivos o platos de entrada. En este caso se usan carnes frías procedentes de olla, cocido o asados. Se les añaden cebolla, pimientos asados, tomates maduros, huevos duros, aceite, vinagre, perejil, sal y pimienta molida.

Elaboración: Cortar la carne a dados. Añadir cebolla picada, huevos duros cortados al mismo tamaño que la carne, pimientos asados (pelados y sin pepitas) cortados en tiras y tomates maduros (pelados y sin semillas) cortados también en daditos. Aliñar todo al gusto con aceite, vinagre, perejil picado, sal y pimienta molida y – en verano – servir lo más frío posible.
Puesto que nos encontramos en Almagro, obviamente tampoco nos podemos olvidar de las Berenjenas de Almagro, que son un exquisito aperitivo.

¡Que aproveche! O como dirían en Francia: Bon appetit!

Leer Más